Mar 1

¿Por qué deberías de tener un trabajo en Ventas?

 Independientemente de tu edad o etapa de la vida, ser un profesional de las ventas es una carrera excelente.Pero tiene una mala reputación.

Puede que no sea cierto hoy en día, pero hace años, la cultura popular presentaba a los vendedores bajo una luz poco favorecedora.

La imagen era la de un turbio vendedor de coches usados que empujaba a la gente a comprar algo que no necesitaba, no quería o no podía permitirse.Tal vez esta sea la imagen que conjuras en tu cabeza:

Sin embargo, los vendedores del mundo actual merecen ser vistos de forma diferente, porque las ventas han cambiado, y el papel del vendedor ha cambiado.

Los vendedores de hoy deben ser vistos como profesionales creíbles, creativos, independientes y en sintonía con los riesgos y las recompensas de dirigir un negocio.

Ya no aceptan órdenes de compra ni empujan productos. Son ayudantes y asesores de confianza, y tienen que serlo.
Seamos sinceros, los compradores de hoy tienen más poder que nunca. Pueden investigar un producto o servicio digitalmente a través de sitios web, foros, redes sociales y pruebas gratuitas.

De hecho, el 94% de los compradores B2B afirman que realizan algún tipo de investigación en línea antes de comprar un producto empresarial y el 95% selecciona un proveedor que les proporcionó un amplio contenido para ayudarles a navegar por cada etapa del proceso de compra.

Los compradores ya no tienen que hablar con los representantes de ventas para pasar a la acción. Por eso, en lugar de tomadores de pedidos, los vendedores deben ser asesores, estableciendo su experiencia y posicionando su solución de forma que conecte los puntos entre el negocio, los retos y los objetivos del cliente potencial.

Citando a Jeffrey Gitomer del Pequeño Libro Rojo de la Venta
"La nueva forma de vender requiere más trabajo por parte del vendedor. Más investigación, más preparación, más conocimientos, mejores habilidades de presentación, más diferenciación de valor y más pruebas".

Ya no son los turbios vendedores de coches usados del pasado.
Pero espera, ¿no están desapareciendo los trabajos de venta?
Si estás pensando en Amazon y similares, que están arrasando con los negocios físicos y reduciendo el número de puestos de trabajo en las ventas al por menor, entonces sí, pero estoy hablando de los profesionales de las ventas en el espacio de empresa a empresa (B2B).

Hay una gran diferencia entre este tipo de trabajo de ventas y un trabajo en ventas al por menor. La venta en el ámbito B2B es una profesión increíblemente demandada. Entonces, ¿por qué elegir una carrera de ventas? Considera estas siete razones:

#1. Alto potencial de ingresos

Hay muy pocas carreras que ofrezcan el potencial de ingresos que ofrecen las carreras de ventas, de hecho, muchas tienen un potencial ilimitado.

En las ventas, recoges lo que siembras; en otras palabras, tus ingresos se basan en tu esfuerzo y rendimiento.Es probable que tengas un objetivo o cuota que tengas que alcanzar cada mes, trimestre y año, pero cuando alcanzas esos objetivos eres recompensado.
Esas recompensas pueden venir en forma de cheques de comisiones, bonificaciones anuales, viajes, premios y un montón de otros incentivos.

Y aunque el salario medio general para un puesto en este campo es de 36.000 Euros,  hay muchos trabajos de ventas que te harán ganar el doble.

El truco está en saber qué carreras de ventas conducen a esos salarios. Glassdoor analizó su amplia base de datos de usuarios y descubrió que los trabajos de venta B2B en tecnología, software, salud y publicidad son los mejores.

Quienes contratan a profesionales de las ventas lo hacen para aumentar sus ingresos. Sin ventas, el crecimiento de una empresa puede caer en picado y las puertas se cerrarán.
Las empresas saben que las ventas no son un trabajo fácil porque requieren una actitud constante de "sí se puede" ante el rechazo; por eso están dispuestas a hacer lo necesario para conseguir a las personas adecuadas y mantenerlas motivadas con una remuneración competitiva.

#2. Seguridad laboral

Como se ha mencionado anteriormente, las ventas son un componente fundamental de todo negocio. Tanto es así que más de 15 millones de personas trabajan en el sector de las ventas sólo en Estados Unidos. Eso es aproximadamente el 5% de la población total.

No hay ningún otro departamento o función empresarial que tenga un mayor impacto en el desarrollo del importantísimo flujo de caja que el departamento de ventas. Si eres un vendedor eficaz con un historial probado de captación de negocios y creación de relaciones, tienes un valor de mercado significativo.

A pesar de las nuevas tecnologías, herramientas y modelos de negocio, las habilidades y competencias de los profesionales de las ventas siempre serán cruciales para establecer relaciones, cerrar acuerdos y encontrar nuevas oportunidades.

Si una empresa tiene problemas, los vendedores de éxito suelen ser los últimos en ser despedidos, porque recortar las ventas significa cortar el canal que impulsa los ingresos.
No es una buena estrategia para las empresas que intentan mantenerse a flote.

#3. Flexibilidad

Muchos puestos de ventas tienen la ventaja de un horario flexible. Aunque el grado de flexibilidad depende del puesto y de la empresa, la mayoría de los profesionales de las ventas tienen libertad para establecer sus horarios diarios, siempre que cumplan los requisitos de la actividad.

Por ejemplo, tu empresa puede tener un número visitas semanales que cada vendedor debe alcanzar. Mientras alcances esas cifras y no abuses de tu libertad, puedes planificar tus días como quieras, lo que te permite establecer un mayor equilibrio entre la vida laboral y la personal.

A nivel personal, este tipo de flexibilidad te da la oportunidad de evitar el viaje en hora punta de la mañana, hacer algunos recados rápidos durante el día o estar en casa para recoger a tus hijos del colegio.

A nivel profesional, tener esta flexibilidad te permite elegir el entorno de trabajo que te haga más productivo, te permite trabajar a tu propio ritmo y te da la oportunidad de programar tu jornada de la forma que mejor te convenga.

Cuando tengas una mayor sensación de control y propiedad sobre tu vida y tu trabajo, tendrás mejores relaciones con tu jefe y tus compañeros de trabajo, además de sentirte más motivado y menos estresado.

#4. Desarrollo continuo de habilidades

Las oportunidades de seguir aprendiendo, creciendo y desarrollando tus habilidades son abundantes en las ventas.
Las ventas exigen un constante perfeccionamiento y agudización de las habilidades nuevas y viejas por igual.

Por ejemplo, cuando surgen nuevas técnicas, tecnologías y tendencias. Tu toma de decisiones puede parecer una habilidad probada, pero ésta es otra habilidad que también necesita práctica y perfeccionamiento continuos.

La gestión de la cartera de pedidos es otra habilidad que puede necesitar ser refinada a medida que se desarrollan nuevos procesos y técnicas y cambian los compradores.

No sólo tienes que ser capaz de evaluar tu cartera de ventas y prever tus resultados para la semana o el mes, de modo que sepas lo cerca, o lo lejos, que estás de alcanzar el objetivo, sino también ser capaz de ser creativo y elaborar una estrategia para llenar tu cartera de ventas o darte ideas sobre cómo llevar a un cliente potencial al siguiente paso.

Además, dependiendo de tu función, puede que necesites repasar cómo priorizar correctamente tus oportunidades, equilibrar tu cartera de ventas o gestionar tu tiempo.
Los directivos pueden necesitar repasar cómo reforzar sus sistemas durante sus reuniones semanales de equipo y sus reuniones individuales, así como cómo desarrollar una sólida cultura de ventas, hacer previsiones más precisas y elaborar estrategias de ventas más eficaces.

Incluso cuando hablo con algunos de los vendedores más veteranos, que tienen grandes habilidades interpersonales y de creación de relaciones, siguen encontrando que la formación refuerza y afina aún más esas habilidades.

#5. Trampolín para la carrera profesional

Seamos sinceros: mucha gente no sueña con una carrera en ventas, y eso está bien. Sin embargo, es un gran trampolín para muchas otras carreras. De hecho, la consultora CSO Insights habló con diversos directores de empresa, formadores, ejecutivos, especialistas en marketing, técnicos y profesores universitarios y descubrió que procedían de entornos de ventas y abiertamente reconocían las habilidades adquiridas en sus funciones de ventas.

Esto puede ser de especial interés para los recién licenciados, los jóvenes profesionales (perfiles junior) o los que han cambiado de carrera y tienen en mente el trabajo de sus sueños pero, al carecer de experiencia laboral, no han podido encontrar un punto de entrada.

#6. Dominar las habilidades más demandadas

En ventas desarrollarás y dominarás habilidades que podrás utilizar para prosperar en cualquier área de tu vida profesional; habilidades que son transferibles y aplicables a cualquier función que puedas asumir en el futuro.

Las ventas son un tipo de trabajo de habilidades blandas.
Las habilidades blandas son una "combinación de habilidades de la gente, habilidades sociales, habilidades de comunicación, rasgos de carácter o personalidad, actitudes, atributos de carrera, inteligencia social y cocientes de inteligencia emocional, entre otros, que permiten a las personas desenvolverse en su entorno, trabajar bien con los demás, tener un buen rendimiento y alcanzar sus objetivos".

Por eso, reforzar estas habilidades es una de las mejores inversiones que puedes hacer en tu carrera y en ti mismo. También es la razón por la que el 57% de los altos cargos actuales dicen que las habilidades blandas son más importantes que las duras.

#7. Desafíos y recompensas
A la gente le gusta ganar y sentir que su trabajo marca la diferencia.
Saber que tus esfuerzos superaron a los de la competencia y ayudaron a tu cliente a resolver un problema empresarial puede ser incluso más gratificante que los ingresos obtenidos.
Aunque las recompensas emocionales varían drásticamente de un trabajo de ventas a otro, la emoción de tus victorias, las recompensas en forma de ingresos, la flexibilidad asociada a las ventas y el hecho de que estás creando y asegurando un empleo para otros hace que elegir una carrera de ventas sea una opción muy atractiva que merece la pena considerar.
Tu camino hacia el éxito: La carrera de ventas

Merece la pena explorar una carrera en ventas si buscas un entorno de trabajo flexible, un alto potencial de ingresos, una forma de desafiarte a ti mismo y desarrollar continuamente tus habilidades y hacer crecer tus capacidades profesionales.
Las ventas han cambiado. El mundo de la venta requiere ahora una mentalidad y un conjunto de habilidades completamente diferentes. Ya no se trata de persuadir a la gente para que compre algo que no necesita, no quiere o no puede pagar. Se trata de ser una fuente de información creíble y fiable para cuando un comprador busque tu producto o servicio. Se trata de estar ahí como asesor de confianza para ayudar a guiarles en el proceso de compra.

El papel de un vendedor ya no es lo que era. Cuando veas el trabajo como una oportunidad de ayudar y creas en la solución que vendes, lo encontrarás satisfactorio y gratificante. En última instancia, te conducirá a tu éxito personal y profesional.
¿Preparado para empezar tu carrera de ventas? Mira nuestros programas y valora cuál es el que más te encaja en tu situación actual.
Created with